Deportistas del Club Deportivo de la Fundación Arcángeles subieron al podio en los paranacionales de Barranquilla

20 delegaciones con 1094 deportistas engalanaron la fiesta deportiva paranacional organizada en la capital del departamento del atlántico, donde el Rey Momo, la reina del Carnaval y los reyes infantiles acompañaron a los participantes a disputar estas justas y poder demostrar sus Capacidades en sus disciplinas.

En palabras del director de Coldeportes  “Es un orgullo como exdeportista apoyar un evento tan importante para Barranquilla y Colombia. Sabemos que vamos a tener un gran espectáculo a la altura de lo que fueron los Centroamericanos”.

De las tres disciplinas disputadas en estos paranacionales (atletismo, natación y levantamiento de pesas) quince deportistas pertenecientes al Club deportivo de la fundación fueron galardonados:

Powerlifting:

Andrés Salazar:
Medalla oro categoría 72 kg

Gladys Sanchez: 
Medalla oro categoría 73 kg

Cristina Poblador: 
Medalla oro categoría 41 kg

Jainer Cantillo:
Medalla oro categoría 88 kg

Brayan Rivera:
Medalla de Oro en juvenil

Javier Montenegro:
Medalla de Bronce

Leonardo Hernadez:
Medalla de Plata

Atletismo:

Isabel Cristina Osorio Calderon:
Medalla oro en relevo 4×100 

Francy Esther Osorio Calderon:
Medalla de Oro en 800 mt con un tiempo de 2:15 y 1500 con tiempo de 4:32, récord americano en cada una de las pruebas

Natación:

Luis Miguel García:
Medalla de Oro en 100 mt juvenil
Plata en 100 E juvenil
Bronce (Plata Nacional en relevo 4×100 combinado 34 pts

María Carolina Rodrìguez Angarita:
Plata en 100 libre y en 400 libre a nivel nacional

Julio Ferney Gaona Daza:
Medalla de oro en relevo mixto 20 pts

Juana Sofía López Combariza:
Medalla de plata 50 mts libre y en relevo libre mixto
Bronce 50 mts espalda

Juan Camilo Sánchez Morán:
Medalla de plata en los 100 mts pecho y 200 mts combinado
Bronce en 50 mts mariposa y 100 mts libre

Juan Sebastián Manrique Pineda:
Oro 50 mts libre, 200 combinado y relevo combinado 20 pts
Plata 100 mts libre y 50 mts espalda
Bronce 100 mts pecho

Club deportivo fundación Arcángeles participa del torneo de bolos adaptado en Bogotá

Los bolos llegaron a Colombia a mediados del siglo pasado, y la primera bolera en abrirse al público fue la de San Francisco, en el centro de Bogotá. La única diferencia que existe con la modalidad de bolo convencional, es que los participantes deben competir con las personas de su misma categoría. Gana el que más puntos obtenga y, para B1 se recomienda el uso de una guía.

Catorce deportistas hicieron parte del torneo interclubes disputado en la Unidad deportiva El Salitre en la capital colombiana; donde el club deportivo de la Fundación Arcángeles hizo presencia con dos de nuestras deportistas con discapacidad visual que integran el equipo de esta disciplina: Esperanza Córdoba y Flor Marina Cortes, quienes además hacen parte de la selección Bogotá.

En esta disciplina los deportistas con baja visión o totalmente invidentes son guiados por una estructura que los encamina a su línea y en algunas ocasiones por su entrenador. Los pines están enumerados de una manera específica para que el jugador sepa cómo fue su tiro y poder corregirlo en su siguiente lanzamiento.

Esperanza Córdoba no necesita quien le guíe a su línea ya que ella distingue sombras y como ella misma asegura “aquí uno no necesita ver sino conocer el juego, sentirlo y amarlo”.

Fueron tres los clubes participantes, Raíces, Andercrack y Arcángeles, quienes entregaron todo no para ganar sino para continuar su preparación para futuros torneos nacionales e internacionales.

Deportistas de la fundación Arcángeles viajarán a Brasil para torneo Internacional de Tenis Adaptado

A partir del viernes cinco de Octubre y hasta el martes nueve del mismo mes, seis deportistas con discapacidad, donde se encuentran tres pertenecientes al club deportivo de la fundación Arcángeles, estarán concentrados por el Comité Paralímpico Colombiano (CPC) para hacer una preselección que preparará a los jugadores para el próximo año participar en los juegos parapanamericanos (parapan) a realizarse en Lima (Perú).

En el centro de alto rendimiento ubicado en la ciudad de Bogotá, María Angélica Bernal, Luigi Nieves y Juan Sebastián Díaz, estarán entrenando y dando lo mejor para superar los límites y seguir aportando en romper las barreras de la exclusión como parte de nuestro sueño en un mundo en el que todos tengamos cabida, pero que además quepamos bien, asegurando un cupo para los parapanamericanos y reforzando su objetivo de llegar a los juegos paralímpicos de Tokyo 2020.

El martes nueve de octubre la delegación viajará a Brasil para disputar un torneo grado dos organizado por la Federación Internacional de Tenis (ITF); este abierto hace parte del ciclo olímpico que los deportistas deben disputar para así sumar puntos, obtener un buen ranking y poder competir en los Parapan de Lima.

Juan Carlos Díaz, entrenador de la selección Bogotá de Tenis adaptado, aseguró que los deportistas están en muy buena forma y se busca que ellos disputen dos eventos en Colombia que otorgan puntos además de un abierto en la capital Ecuatoriana donde los mejores participarán en estas justas deportivas paralímpicas.

Florencia, Saravena, Puerto Jordan, Tame y Cúcuta reciben donación de fundación Arcángeles.

En un esfuerzo por reconstruir el tejido social y fomentar la inclusión laboral de víctimas del conflicto armado en Colombia, la fundación Arcángeles envió profesionales en fisioterapia a cinco municipios del territorio nacional para entregar sillas de ruedas tipo generación 2, que cuentan con un sistema de marco rígido, resistente ante terrenos complicados y sin pavimentar, llantas traseras neumáticas todoterreno de 26 pulgadas que permiten una movilidad a través de todo tipo de superficie y ruedas delanteras de gran diámetro que impiden el atasco de la silla.

José Numael Sánchez fue uno de los beneficiarios, él perdió sus dos piernas por culpa de una mina antipersonal mientras trabajaba; hoy José recorre Florencia (Caquetá) con su esposa y su hijo mientras asegura: “Me siento muy agradecido con la fundación por darme la oportunidad de tener una silla de ruedas como esta, es un regalo y una bendición para mí… Mil gracias”.

Simultáneamente, mientras José recibía su nueva compañera y a mil doscientos kilómetros de distancia, en Saravena, Puerto Jordan y Tame (Arauca), profesionales de la fundación realizaban la entrega a José Oscar Gelves, José Inocencio Mendoza y capacitaban a María Lucrecia Valencia en el uso de su nueva silla de ruedas. El fisioterapeuta le enseñó cómo trasladarse desde y hacia la silla, movilidad en esta, ejercicios, mantenimiento y métodos de reparación en caso de requerir algún tipo de refacción.

Maria atendía con felicidad al profesional y sus ojos permanecían fijos sobre su nueva silla de ruedas afirmando “mi silla anterior estaba que se partía… ay doctor mil gracias por este regalo” y reiteró “ahora si podemos ir a visitar a la comadre” comentándole a su hermana entre risas.

Yomaira, habitante del municipio, dijo que son muy pocas las personas que se quedan a trabajar en los lugares donde el conflicto armado ha causado tantas víctimas por minas antipersonal y aseguró: “mi esposo estaba cortando unos palos y con la macheta le dio a una mina, por eso perdió el brazo derecho, pero aquí seguimos”, agradeciéndole a Arcángeles el hacer presencia.

Posteriormente en la ciudad de San José de Cúcuta, Norte de Santander, se realiza la entrega de dos sillas de ruedas, generación II, en estado nuevo, a dos personas  con discapacidad física y víctimas del conflicto armado pertenecientes a los barrios Toledo Plata y Nuevo Horizonte de la cuidad. Para finalizar la entrega se cumplió con requisitos como: evaluación y medición de la talla correspondiente a las sillas, verificación del entorno, necesidades, utilidades de la misma de acuerdo a su condición de salud y tipo de discapacidad y entrenamiento de la ayuda externa entregada que incluyó: manejo, cuidado, desplazamiento y traslado con y sin asistencia dependiendo del caso y sus requerimientos.

Esta es solo la primera entrega de sillas de ruedas por parte de la fundación, ya que se tienen programadas otras visitas en el último trimestre del año para así seguir en búsqueda de un mundo en el que todos tengamos cabida, pero que además, quepamos bien.

Charly, un capitán que ha roto paradigmas en el deporte paralímpico

Su nombre es Carlos Armando Neme Montoya pero sus amigos le dicen Charly, a sus 26 años es el capitán de la selección Colombia de rugby en silla de ruedas o quadrugby y ahora porta una distinción que no muchos ostentan.

Charly llegó al deporte gracias a la fundación Arcángeles, vinculado al Club Deportivo en el equipo de quadrugby a sus 16 años, luego de iniciar en el proyecto Maximus Project un ojeador de la Selección Colombia lo llamó para que participara en un torneo en México y desde ese día no ha parado de viajar y de representar al país en diferentes eventos.

“Fue algo que nunca me imaginé, llegar al otro lado del mundo y no a pasear, sino a representar a Colombia en un mundial” es lo que nos cuenta Charly tras su arribo al país luego de 36 horas de vuelo desde Australia, lugar en el que los “Kaciques” – Nombre del equipo nacional – jugaron la cita intercontinental más importante del Quadrugby.

En abril de este año en Suiza, la selección selló su clasificación, donde unos partidos intensos y destacados le dieron el cupo como única selección latinoamericana que participó en el mundial y como segunda selección en toda la historia desde la creación de este certamen.

Como él mismo asegura “el deporte cambia la vida, pero solo si uno quiere, antes de mi incursión en esta práctica me pasaba los días viendo películas y salía de la casa muy de vez en cuando, que es lo que uno hace cuando tiene una discapacidad”, con una sonrisa en su rostro nos cuenta que Dios siempre tiene planes que uno a lo mejor no comprende pero que terminan siendo lo mejor.

Charly vivía en bosa (localidad de Bogotá) y a sus quince años un disparo le causó una cuadriplejia cervical que lo obligó a reacomodar su vida, aprender a andar en silla de ruedas, acostumbrarse a no poder usar sus piernas y a no poder coger cualquier transporte; pero esto no lo detuvo, afirma que “hay una frase que muchas personas dicen que es que Dios le da sus peores batallas a sus mejores guerreros pero yo creo que todos somos excelentes guerreros, cada persona tiene sus propios problemas, el mío fue un disparo y Dios me dio las herramientas para poder sobreponerme”.

En el rugby en silla de ruedas los jugadores son clasificados en siete clases según su habilidad funcional, en una escala que va de 0,5 a 3,5 (cuanto más alta la clase, más alto el grado de habilidad funcional), cada equipo puede tener solo cuatro participantes en campo al mismo tiempo, y para mantener el equilibrio en las disputas, su suma no puede exceder ocho puntos.

En su clasificación funcional Charly obtuvo la distinción al mejor 1.0 en el mundial, como él mismo asegura “es tan especial e importante porque actualmente soy el mejor jugador del mundo en mi clasificación pero no fue fácil, y como el entrenador me dice siempre, si no fue fácil obtenerlo, mantenerlo va a ser aún más difícil”.

El camino para llegar al mundial no fue uno de pétalos de rosa, pocos patrocinadores y apoyos que en algunos momentos los puso a pensar si podrían llegar a Australia a representar al país, un país que en ocasiones no brinda las oportunidades necesarios para impulsar el deporte paralímpico, pero Charly nos enseña que gracias al empeño y al apoyo de entidades como Arcángeles, el Comité Paralímpico Colombiano, Coldeportes, Instituto Distrital de Recreación y Deporte IDRD, Centro Comercial Gran Estación y Fundación ADA, siempre se puede soñar en grande, un sueño que espera lo lleve a los Juegos Paralímpicos de Tokio en el 2020.

 

Fotografías cortesía de: IWRF y Disability Sports Australia.

 

Papel de Arcángeles en la paz y posconflicto colombiano es resaltado en el Congreso de los Estados Unidos gracias al generoso apoyo de USAID

En los últimos dos años, el Congreso de EEUU ha aprobado más de US$ 780 millones de dólares como apoyo y respaldo bipartidista hacia Colombia, contribuyendo de manera sustancial en la transformación positiva de nuestro país en el posconflicto, la consolidación de la paz y el desarrollo de regiones deprimidas por el conflicto. Por esta razón se realizó este Miércoles 13 de junio en el Congreso de EEUU, una muestra que fue llevada en la cual compañías y entidades de ambos países les demostraron a los legisladores cómo los fondos que ellos aprobaron para el desarrollo productivo y la implementación de los acuerdos de paz ya arrojan muy buenos resultados.

 

 

En el evento denominado: “Colombia on the Hill”, reconocimiento al rol del sector ONG´s, sector privado y gobierno y a la alianza especial que une a Colombia con los EEUU,  acudió Fundación Arcángeles gracias a la invitación realizada por el embajador de Colombia en Estados Unidos: Camilo Reyes, mostrando el balance del proyecto deportivo SportPower2 en seis ciudades del país desde su primera fase (iniciada en el año 2014) y hasta la actualidad, donde se han vinculado a más de 330 deportistas con discapacidad, entre ellos a más de 70 víctimas del conflicto armado y que además ha impactado a las mujeres del proyecto con un enfoque de género reflejado en el empoderamiento en diferentes roles, participantes capacitados y vinculados laboralmente, y los logros reflejados en alianzas con empresas, organizaciones y unidades productivas fortalecidas.

 

También se expusieron los alcances y el impacto obtenido en las seis ediciones de la carrera Presta tu Pierna11k sensibilizando y visibilizando a las víctimas por minas antipersonal, municiones sin explotar y artefactos improvisados. Ambos proyectos promovidos y financiados gracias al apoyo de la Embajada de lo Estados Unidos en Colombia, International Narcotics and Law Enforcement Affairs – INL y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID.

 

 

Durante el evento que se realizó en el vestíbulo del Edificio Rayburn (al pie del capitolio y donde opera la Cámara de Representantes) los asistentes pudieron degustar café de diversas regiones, chocolate, uchuvas y otros productos del país que se están produciendo en zonas de conflicto y exbastiones del narcotráfico. Además de la participación de Arcángeles, se contó con la participación de congresistas de ambos partidos y representantes de empresas cómo: Oxy, Starbucks, Coca-Cola, International Organization for Migration, Olgoonik Technical Services, ACDI/VOCA, Heartland Alliance, Terra Global Capital, Democracy International, Fintrac Inc, Codhes, Fundación Ideas para la Paz, Forest First, Alpina y Fedecacao.

 

“Colombia es un modelo, un ejemplo de éxito y uno de los mejores aliados de EE. UU. Este es un país que ha perseverado y al que hay que seguir apoyando. Eso no se nos puede olvidar por que todavía existen muchos retos”, sostuvo Paul Cook, presidente republicano del subcomité para el Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes.

Este gran logro es mérito de todos los arcangelianos que hacen parte actualmente y de aquellos que ya pasaron por la fundación y que contribuyeron con su aporte por un mundo inclusivo. Además afianza nuestro compromiso por seguir construyendo un mundo en el que todos tengamos cabida, pero que además quepamos bien.

Selección Colombia de Rugby en silla de ruedas clasificada al mundial 2018

El equipo colombiano lo conforman jugadores cuadripléjicos y cuadriamputados, que con esfuerzo y dedicación han sabido enorgullecer el tricolor nacional en diferentes partes del mundo a pesar de ser una disciplina deportiva con un corto tiempo de desarrollo en el país.

A lo largo de 10 años de esfuerzo, nuestros deportistas apodados deportivamente “Kaciques”  han vivido experiencias buenas y no tan buenas, después de una decorosa presentación en los juegos Para panamericanos de Toronto 2015 y un honroso cuarto lugar en el campeonato suramericano de rugby en silla de ruedas en Paraguay, La selección Colombia se planteó la necesidad de hacer parte de la carta de deportes paralímpicos en el país y lo logra en el año 2016 gracias al esfuerzo en conjunto de organizaciones como la Fundación Arcángeles y proyectos como Maximus Project, que siempre han tenido como norte la participación en los juegos paralímpicos de Tokio 2020.

En el torneo clasificatorio de rugby en silla de ruedas que se llevó a cabo en el Centro Parapléjico en Nottwil en Suiza, del 2 al 8 de abril, Colombia sella un hito histórico clasificándose al mundial que se llevará a cabo en Sídney, Australia del 5 al 10 agosto de 2018 y convirtçiendose en el único equipo Sur Americano en el mundial. Las dos primeras victorias bastaron paa conseguir el objetivo clasificándolo a las finales del torneo, que posteriormente terminó dejandoló en el cuarto lugar, con dos jugadores en el equipo ideal del torneo y con los siguientes resultados finales:

La selección Colombia de este deporte marco el que se puede catalogar como el acontecimiento más importante en el desarrollo del “Quadrugby” y del deporte paralímpico en Colombia, al ser el primer deporte paralímpico colectivo que logra un resultado tan destacado al derrotar a potencias en este deportes como lo son Suiza y Alemania.

El rugby en silla de ruedas o “murderball” es un deporte paralímpico para personas con discapacidad desarrollado en Canadá a finales de la década del 70 y es deporte paralímpico desde el año 1997 como deporte de exhibición y desde el año 2000 en Sídney se empiezan a disputar medallas. 

Herramientas Accesibilidad