Florencia, Saravena, Puerto Jordan, Tame y Cúcuta reciben donación de fundación Arcángeles.

En un esfuerzo por reconstruir el tejido social y fomentar la inclusión laboral de víctimas del conflicto armado en Colombia, la fundación Arcángeles envió profesionales en fisioterapia a cinco municipios del territorio nacional para entregar sillas de ruedas tipo generación 2, que cuentan con un sistema de marco rígido, resistente ante terrenos complicados y sin pavimentar, llantas traseras neumáticas todoterreno de 26 pulgadas que permiten una movilidad a través de todo tipo de superficie y ruedas delanteras de gran diámetro que impiden el atasco de la silla.

José Numael Sánchez fue uno de los beneficiarios, él perdió sus dos piernas por culpa de una mina antipersonal mientras trabajaba; hoy José recorre Florencia (Caquetá) con su esposa y su hijo mientras asegura: “Me siento muy agradecido con la fundación por darme la oportunidad de tener una silla de ruedas como esta, es un regalo y una bendición para mí… Mil gracias”.

Simultáneamente, mientras José recibía su nueva compañera y a mil doscientos kilómetros de distancia, en Saravena, Puerto Jordan y Tame (Arauca), profesionales de la fundación realizaban la entrega a José Oscar Gelves, José Inocencio Mendoza y capacitaban a María Lucrecia Valencia en el uso de su nueva silla de ruedas. El fisioterapeuta le enseñó cómo trasladarse desde y hacia la silla, movilidad en esta, ejercicios, mantenimiento y métodos de reparación en caso de requerir algún tipo de refacción.

Maria atendía con felicidad al profesional y sus ojos permanecían fijos sobre su nueva silla de ruedas afirmando “mi silla anterior estaba que se partía… ay doctor mil gracias por este regalo” y reiteró “ahora si podemos ir a visitar a la comadre” comentándole a su hermana entre risas.

Yomaira, habitante del municipio, dijo que son muy pocas las personas que se quedan a trabajar en los lugares donde el conflicto armado ha causado tantas víctimas por minas antipersonal y aseguró: “mi esposo estaba cortando unos palos y con la macheta le dio a una mina, por eso perdió el brazo derecho, pero aquí seguimos”, agradeciéndole a Arcángeles el hacer presencia.

Posteriormente en la ciudad de San José de Cúcuta, Norte de Santander, se realiza la entrega de dos sillas de ruedas, generación II, en estado nuevo, a dos personas  con discapacidad física y víctimas del conflicto armado pertenecientes a los barrios Toledo Plata y Nuevo Horizonte de la cuidad. Para finalizar la entrega se cumplió con requisitos como: evaluación y medición de la talla correspondiente a las sillas, verificación del entorno, necesidades, utilidades de la misma de acuerdo a su condición de salud y tipo de discapacidad y entrenamiento de la ayuda externa entregada que incluyó: manejo, cuidado, desplazamiento y traslado con y sin asistencia dependiendo del caso y sus requerimientos.

Esta es solo la primera entrega de sillas de ruedas por parte de la fundación, ya que se tienen programadas otras visitas en el último trimestre del año para así seguir en búsqueda de un mundo en el que todos tengamos cabida, pero que además, quepamos bien.

Herramientas Accesibilidad